Se trata de visibilizar la capacidad de adaptación y resiliencia de los enfermeros y enfermeras ante circunstancias adversas en el cumplimiento de su labor, siendo reconocidos como verdaderos líderes en el campo de la salud.